Preparación al parto

Todo lo que debes saber sobre la episiotomía: definición procedimiento y recuperación

Comparte:

Introducción

Durante el parto, los profesionales sanitarios a veces tienen que realizar una episiotomía para ayudar a que el parto sea seguro. Este procedimiento consiste en hacer una incisión quirúrgica en el perineo, la zona entre la abertura vaginal y el ano. Aunque antes las episiotomías se hacían con frecuencia, las directrices médicas recomiendan ahora un uso limitado. En este artículo daremos una visión general de la episiotomía, incluyendo su definición, procedimiento y recuperación postoperatoria.

Entender la episiotomía

Una episiotomía es una incisión deliberada realizada por un profesional sanitario para ensanchar la abertura vaginal durante el parto, con la intención de prevenir los desgarros graves que pueden producirse de forma natural. El procedimiento suele realizarse con unas tijeras quirúrgicas o un bisturí, y la incisión puede variar en longitud: desde unos pocos centímetros hasta la longitud total del perineo.

Las principales razones para realizar episiotomías son:

1. Prevención de desgarros graves

Inicialmente se creyó que las episiotomías reducían el riesgo de desgarros perineales graves durante el parto. Al realizar una incisión controlada, los profesionales sanitarios pretendían limitar el posible daño tisular. Sin embargo, estudios recientes sugieren que las episiotomías rutinarias pueden no prevenir eficazmente los desgarros graves e incluso causar más daños que beneficios.

2. Asistencia al parto con instrumentos

En los casos en que sea necesario utilizar fórceps o ventosas para facilitar el parto, puede practicarse una episiotomía para crear más espacio para los instrumentos. Esto permite un parto más seguro y sin complicaciones cuando se consideran necesarios otros métodos.

El procedimiento de la episiotomía

Antes de realizar una episiotomía, el profesional sanitario administrará un anestésico local para adormecer la zona. Esto ayuda a minimizar el dolor y las molestias durante el procedimiento. Una vez que la anestesia hace efecto, suelen seguirse los siguientes pasos:

1. Colocación

La madre suele colocarse boca arriba con las rodillas flexionadas, lo que permite un acceso despejado al periné.

2. Incisión

El profesional sanitario hace cuidadosamente una incisión en la línea media del periné, dirigida hacia el ano. La longitud de la incisión depende de varios factores, como el tamaño del bebé, su posición y el criterio del profesional sanitario.

3. Reparación

Tras el parto, la incisión de la episiotomía se sutura con puntos solubles. Estos puntos suelen autoabsorberse en pocas semanas, eliminando la necesidad de retirarlos.

Recuperación de la episiotomía

La recuperación de una episiotomía varía de una persona a otra. Sin embargo, hay varios consejos generales para ayudar en el proceso de curación:

1. Medicación

El dolor y las molestias leves son frecuentes tras una episiotomía. Los analgésicos de venta sin receta, las bolsas de hielo y los baños de asiento pueden ayudar a aliviar las molestias durante el periodo de recuperación.

2. Higiene personal

Una higiene adecuada es vital para prevenir infecciones. Limpia suavemente la zona con agua templada después de ir al baño y sécala dando golpecitos con una toalla limpia. Evita utilizar jabones fuertes o toallitas que puedan causar irritación.

3. Promueve la curación

Aplicar una compresa caliente o sentarte en un baño de asiento caliente puede ayudar a reducir la hinchazón, promover el flujo sanguíneo y acelerar el proceso de curación en la zona perineal.

4. Evita las actividades extenuantes

Durante la fase inicial de recuperación, es esencial evitar las actividades extenuantes, levantar objetos pesados y cualquier ejercicio que pueda forzar la incisión en cicatrización. Realizar actividades físicas ligeras, como caminar suavemente, puede ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos y favorecer la cicatrización general.

La episiotomía es un procedimiento quirúrgico que se realiza durante el parto para contribuir a un parto seguro. Aunque antaño era una práctica rutinaria, las directrices médicas recientes recomiendan limitar su uso. Comprender el procedimiento y seguir unos cuidados postoperatorios adecuados puede contribuir a una recuperación más suave. Si tienes alguna duda o pregunta sobre la episiotomía, lo mejor es que consultes a tu profesional sanitario para que te oriente de forma personalizada.

Cuidado postoperatorio.

Comparte:

También puede gustarte...