Nutrición y hábitos saludables

Ácido fólico: beneficios dosis recomendada y alimentos ricos en esta vitamina

Comparte:

El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, es un nutriente esencial que desempeña un papel crucial en diversas funciones corporales. En este artículo, exploraremos los numerosos beneficios, su dosis recomendada y destacaremos algunos alimentos ricos en esta importante vitamina.

Los beneficios

Interviene en varios procesos clave del organismo, lo que lo convierte en un nutriente esencial para la salud y el bienestar general, como asegura el propio Gobierno. Algunos de sus notables beneficios son:

1. Producción de glóbulos rojos

Una de las principales funciones del ácido fólico es contribuir a la producción de glóbulos rojos. Esto es especialmente importante durante los periodos de crecimiento rápido, como el embarazo o la infancia. Unos niveles adecuados de ácido fólico ayudan a prevenir enfermedades como la anemia y favorecen una circulación sanguínea sana.

2. Desarrollo del tubo neural

Durante el embarazo, el ácido fólico desempeña un papel vital en el desarrollo del tubo neural del feto. Una ingesta suficiente de esta vitamina puede ayudar a reducir el riesgo de defectos del tubo neural, como la espina bífida, por lo que es especialmente crucial para las futuras madres.

3. Salud del corazón

Los estudios han demostrado que puede ayudar a reducir los niveles de homocisteína en la sangre. Los niveles elevados de homocisteína se han relacionado con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Al mantener bajo control los niveles de homocisteína, el ácido fólico contribuye a mantener un corazón y un sistema cardiovascular sanos.

4. Salud mental

Las investigaciones sugieren que puede desempeñar un papel en la regulación del estado de ánimo y la prevención de la depresión. Se cree que esta vitamina ayuda a aumentar la producción de ciertos neurotransmisores, como la serotonina y la dopamina, que están relacionados con la regulación del estado de ánimo.

Dosis recomendada de ácido fólico

La ingesta diaria recomendada varía en función de la edad, el sexo y las condiciones de salud específicas del individuo. Sin embargo, en términos generales, se reconocen las siguientes pautas:

– Lactantes (0-6 meses): 65 mcg

– Lactantes (7-12 meses): 80 mcg

– Niños (1-3 años): 150 mcg

– Niños (4-8 años): 200 mcg

– Niños (9-13 años): 300 mcg

– Adolescentes (14-18 años): 400 mcg

– Adultos (a partir de 19 años): 400 mcg

– Embarazadas: 600 mcg

– Lactantes: 500 mcg

Los principales alimentos ricos en ácido fólico

El ácido fólico puede obtenerse a través de la dieta. He aquí algunos alimentos especialmente ricos en esta beneficiosa vitamina:

1. Vegetales de hoja verde

Verduras como las espinacas, la col rizada y el brécol son excelentes fuentes de ácido fólico. Incluir estas verduras en tu dieta proporciona un impulso natural y nutritivo de este nutriente esencial.

2. Legumbres

Las alubias, las lentejas y los garbanzos no sólo son ricos en proteínas y fibra, sino que también contienen cantidades significativas de ácido fólico. Estas versátiles legumbres pueden incorporarse a diversos platos para mejorar el perfil nutricional de tus comidas.

3. Frutas cítricas

Frutas como las naranjas, los limones y los pomelos no sólo son refrescantes, sino también ricas en ácido fólico. Disfrutar de estas frutas como tentempié o añadirlas a las ensaladas puede contribuir a tu ingesta diaria de esta vitamina.

4. Aguacate

El aguacate es una fruta deliciosa y nutritiva que abunda en grasas saludables, vitaminas y minerales, incluido el ácido fólico. Añadir aguacate a tu dieta puede proporcionarte multitud de beneficios, entre ellos una buena dosis de este nutriente esencial.

5. Cereales enriquecidos

Muchos cereales, como el pan, la pasta y los cereales, suelen estar enriquecidos con ácido fólico adicional. Este enriquecimiento garantiza que las personas puedan satisfacer fácilmente sus necesidades diarias de esta vitamina a través de alimentos de consumo habitual.

Resumen

En conclusión, tiene numerosos beneficios, que van desde el fomento de una función sanguínea y cardiaca saludable hasta el apoyo al desarrollo del tubo neural y la salud mental. Para asegurarte de que recibes una cantidad adecuada de esta vitamina, incorpora alimentos ricos en ácido fólico a tu dieta o considera la posibilidad de tomar suplementos bajo la orientación de un profesional sanitario. Recuerda que mantener unos niveles adecuados es crucial para una salud óptima y el bienestar general.

Comparte:

También puede gustarte...